Project Description

LA DECISIÓN DE APADRINAR

Era otoño para nosotros, época seca para ellos, cuando Sara visitó por primera vez Kourityoaghin. Se trata de una pequeña aldea a unos 80 km al norte de Ouagadougou, cercana a un pequeño río estacional, donde sus habitantes cultivan en sus pequeños y ordenados huertos. Las familias revolotean alrededor de sus casas, esas construcciones de barro y paja, ordenadas y limpias, siempre cerca de un gran árbol, beneficiándose de su generosa sombra. Los niños se agrupan en la escuela de primaria existente en la aldea. Una construcción bien mantenida, sin electricidad pero con pupitres y una pizarra pintada en la pared. En su puerta Sara conoció a un grupo de niños, 11 niñas y 4 niños. Sonreían, ya tenían el título de Primaria, tenían 12 años. El profesor estaba orgulloso de ellos. Pero estos niños no podían acceder a la escuela Secundaria porque sus padres no podían costear los gastos de matrícula, material escolar y una bicicleta para desplazarse.

Todo y haber superado el examen final, muchos repiten curso en primaria para poder seguir en la escuela, para no perder lo ya aprendido. La ilusión de estos niños era cambiar de clase, seguir estudiando, asistir a la escuela secundaria. Tenían entre 10 y 12 años, y nombres tan bonitos como Adama, Alimata o Aziz.

Justo en ese momento Sara lo tuvo claro, tomó una decisión, no fue difícil, más bien fue muy sencillo, ningún niño de esta aldea dejará de estudiar por falta de recursos, todos los niños que superen los estudios de primaria, serán apadrinados, dispondrán de lo necesario para poder cursar los estudios de secundaria.

Han pasado 5 años desde el inicio del proyecto, y a fecha de hoy son ya 73 los niños apadrinados, todos ellos están cursando satisfactoriamente los estudios de secundaria, este último año incluso disponen de clases de refuerzo financiadas por Yamlaminim, que hace que nuestros niños sean los más aventajados de sus clases.

Comparte Esta Noticia

¡CAMBIA UNA VIDA HOY!

Mientras la pobreza, la injusticia y la desigualdad persistan, ninguno de nosotros podrá descansar de verdad. No hace falta mucho para cambiar una vida. Ponte en contacto hoy mismo y empieza a marcar la diferencia.

DONAR